Alan Castillo el artista más conocido como Robotín, según lo hace porque las niñas merecen una identidad y para evitar problemas legales.

«Robotín», dijo en «Mujeres al mando» que tuvo que quitar los apellidos de dos de las hijas de su expareja por un problema legal. Como recordamos, el comediante descubrió en el programa ‘Andrea’ que solo era el padre de la niña de 6 años.

La niña de 2 años y el bebé de 4 meses no eran sus hijos, a pesar de estar firmados con su apellido, y es a ellos a los que el artista les quitará el apellido para evitar futuros problemas legales.

“Siempre voy a ver por ellas, el hecho de que yo (porque lo hice pocos lo saben), ya quité el apellido a mis dos hijitas. Fue una decisión muy difícil, tenía un montón de personas que me han apoyado, me han aconsejado estaba en ese dilema y decidí hacerlo por el tema de la identidad de las niñas”, dijo.

Y de su niña mayor, que ni siquiera es su hija, dijo: “Cuando la conocí, ya la tenía, ella es mi hija, siempre lo he sabido, pero las dos últimas que aparecieron en el programa, si les quité».

Según el comediante, sigue manteniendo la casa de la señora que es su ex pareja, y que quiere muchos a sus a las niñas y eso no significa que vaya a dejar de verlas.

“Siempre tendrán esa imagen mía, pero siento que ellas necesitan una identidad necesitan saber quién es su verdadero padre, y también por problemas legales porque yo conozco a la familia de ella, más que todo a su madre y porque necesito mi tranquilidad, necesito trabajar y estar tranquilo por mis hijas, más adelante no quiero problemas”, respondió.

Alan Castillo, por su parte, exigió respeto a la madre de su hija y que ella necesitaba pensar más en la meditación, ya que nunca había dicho que quería alejarse de ellos. “No puedo dar una respuesta ahora. Solo sé que los amo y eso es lo único que puedo decir ”, dijo el comediante.

por ESTHER